DANZA LA BATALLA

Antecedente histórico, religioso y guerrero, La danza "La Batalla" es una estampa folclórica tradicional de corte varonil y guerrera del distrito de Conayca Región Huancavelica, esta danza conayquina se remonta a siglos pasados y se celebra desde el 19 al 23 de Enero de cada año, siendo el día central el 20 de Enero en honor a San Sebastián quien fuera martirizado y muerto en tiempos de lucha entre los moros y los cristianos; a la vez rememorando el poder y carácter guerrero de los antepasados conayquinos de todos los tiempos, especialmente cuando fue Conayca una gran Comarca y Doctrina Santísima Trinidad, reflejando con ello su identificación y trascendencia histórica además de ser uno de los distritos más antiguos de Huancavelica. Esta danza también lo practican los conayquinos residentes en Huancayo y Lima.

Demostraciones históricas del carácter guerrero de los conayquinos, Mariscal Cáceres, conocedor de la ubicación geoestratégica y organizativa de la Comarca y Doctrina de Conayca conocido por entonces como Izcuchaca por el lugar del enfrentamiento, el año 1882 establece su Cuartel General donde preparó sus fuerzas y trazó el plan de operaciones contra los invasores chilenos. Es así como los guerreros conayquinos y su jurisdicción, participaron en la Batalla de Izcuchaca luego integrándose al ejército peruano que luchó en el Centro del Perú durante la Campaña de la Breña. Estas trayectorias guerreras heroicas y anteriores son motivos de orgullo y de recordación permanente, en este caso con la danza "La Batalla" de Conayca.

Su vestuario, desde comienzos del siglo 20, sufre un mestizaje, que consiste en una macora con copa y cinta multicolor, máscara negra, sacos confeccionados especialmente con mangas blancas a rayas, pañuelo de seda amarrados en la cintura, un pantalón o calzoncillo blanco holgado, medias multicolores, zapatillas de lona que reemplazó al ojota o ceccuy, y como arma de guerra utilizan el maguey. La danza se efectúa al son de un pito de carrizo y caja con piel de cabra, instrumentos autóctonos hechos por los mismos músicos.

En Conayca, se presentan dos bandos : uno, JANAYPARTE ( parte arriba) o mistis, y el otro bando URAYPARTE (parte abajo) o ccollanas, en ambos casos identificados por apellidos.

Los ritmos al son del cual danzan los batalladores son los siguientes:

Procesión, para acompañar a la procesión de la imagen de San Sebastián.
Marcha, para desplazamiento de los batalladores.
Pasacalle, al son del cual recorren por las calles y plaza con ritmos más moderados.
Carrera, competencia de resistencia entre los dos bandos existentes en Conayca.
Tumbay toro, existen dos piezas con estilos propios en el ritmo y en el golpe, predomina en turuscha, como el Chinchaymarca y el Aburrido.
Huaynitos, son ritmos autóctonos de la región algunos alegres otros tristes, existen piezas variadas entre ellos Unchuchucuycha, Tucuscha, Sayhuachallayrumi, Chachascha, entre otros.

En todos los casos la música y su ritmo siguen manteniéndose la originalidad transmitida por generaciones conayquinas.

Cronograma de celebración de la danza son los siguientes:

  1. Churpuy o víspera, el 19 de Enero, día de ensayos y planificación del desarrollo de celebración, e inicio de la danza con algarabía en calles y plaza con predominio del "pasacalle".
  2. Día Central, 20 de Enero, día de devoción cristiana, inicia con la santa misa, procesión al son del ritmo exprofeso, luego la danza donde predomina el ritmo de "pasacalle" y "carrera".
  3. 1r día de Turuscha o Turuschanacuy, día 21 de Enero, la celebración llega al más alto grado de emoción, con predomino de la "carrera", "tumbaytoro" y huaynitos", ocasión que brindan el licor mayormente quemaditos en "chicachas" (botellitas chicas), también llega el momento de cambiar las armas de maguey por pañuelos y así evitar accidentes por efectos de los quemaditos brindados.
  4. 2do. Día de Turuscha , día 22 de Enero, la celebración es similar al 1r día de turuscha, pero algo más moderado por la cercanía del fin de la fiesta.
  5. Ccarccupacuy, despacho o despedida, HUATANCAMA, con predominio del ritmo de huaynitos de despedida. Las danzas se convierten melancólicas, ya que han de esperar hasta el próximo año.

Participación masiva, Las esposas, parientes y amistades, ya al atardecer y una vez animada la fiesta, también empiezan a cantar en quecha (runasimi) alusivos a la fecha y a danzar al ritmo de cada música sin necesidad de vestuario especial. La fiesta es ocasión que desde niños se van integrando a la festividad, las que garantizan que esta danza que caracteriza a Conayca, se mantendrá en las generaciones venideras.

PABLO CÁRDENAS HILARIO